Viernes, 09 de Diciembre de 2022

La Policía Nacional ha detenido en Zaragoza a un hombre de 39 años que disparó varias veces con una pistola hacia la ventana de unos vecinos, en un edificio del barrio de Las Fuentes, y a quien en el curso de la investigación se le imputó también un delito de tráfico de drogas.


Publicidad



Publicidad


Los hechos, según informan desde la Jefatura Superior de Policía, sucedieron en torno a las 23.20 horas del pasado miércoles, 1 de septiembre. Un matrimonio llamó al 091 porque un vecino de su misma calle había disparado con un arma de fuego hacia su ventana en al menos dos ocasiones.

Al lugar acudieron varias dotaciones de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana que desarrollaban labores preventivas por la zona y que localizaron al presunto autor de los disparos cuando este salía de su portal, ubicado en la misma calle que el de las víctimas. El hombre fue detenido en ese momento como presunto autor de un delito de amenazas muy graves y fue trasladado a dependencias policiales, donde se hizo cargo de la investigación la Brigada Regional de Policía Judicial.

Fruto de esta investigación y de la toma de declaración del matrimonio que había sido víctima de las amenazas se desprendió la presunta participación del detenido en un delito de tráfico de drogas. Según declararon los perjudicados, momentos antes de recibir las amenazas y los disparos habían acudido a casa del presunto autor para recriminarle que hubiera suministrado marihuana a su hijo.

La Brigada Regional de Policía Judicial solicitó al juez una orden de entrada y registro en el domicilio de este individuo, donde encontraron el arma con la que se hicieron los disparos, otras dos armas de fuego simuladas y gran cantidad de armas blancas, ballestas, arcos, flechas, machetes y puños americanos. También localizaron, con la colaboración de perros, diferentes sustancias estupefacientes: 300 gramos de speed, 640 de marihuana, 10 de hachís y 13 botes de Viagra, así como básculas y útiles para la preparación y venta de la droga y más de 2.000 euros en efectivo.


Publicidad



Publicidad


Agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica comprobaron que los disparos en la ventana se habían hecho con un arma de perdigones. El detenido, que cuenta con más de una docena de antecedentes, fue conducido hasta el juzgado de instrucción en funciones de guardia durante la tarde del viernes, y el juez, una vez oída su declaración, decretó su ingreso en prisión.

Publicidad