Martes, 29 de Noviembre de 2022

La víctima, de 31 años, y de origen peruano, había ido en busca de la banda que le había robado a la salida de una discoteca y se encontró con una paliza y varias heridas de arma blanca, una de ellas en el abdomen.


Publicidad



Publicidad


Su estado era grave y fue operado de urgencia en el Hospital Universitario Miguel Servet. Allí estuvo ingresado en la UCI hasta que fue trasladado a planta, donde permaneció acompañado de familiares hasta qye pudo recuperarse de sus heridas y fue dado de alta hace dos días. Lo sorprendente de este caso, más allá de la brutal agresión por algunas jóvenes que podrían formar parte de la banda de los ‘DDP’, es lo que sucedió en el complejo hospitalario. 

Según fuentes consultadas por HOY ARAGÓN que prefieren no desvelar su identidad, durante la estancia en planta de este joven, dos chicos vestidos de una manera llamativa y con gorras, tan y como suelen ataviarse los miembros de bandas latinas, estuvieron en la planta donde la víctima estaba ingresada.

Según testigos presenciales, dieron varias vueltas por la zona. “Les preguntaron varios sanitarios si necesitaban algo, porque estaban todo el rato dando vueltas por el entorno donde estaba ingresado el chico”, relatan estos informantes a este diario digital.

Al parecer estas dos personas negaron estar haciendo nada sospechoso; sin embargo, un familiar del paciente les vio, y sospechando que podrían ser del entorno de los presuntos agresores, avisaron a varios sanitarios. “Los jóvenes dijeron que venían a ver a otra persona que estaba por la planta, pero esta explicación no acabó convenciendo a nadie”, relatan las mismas fuentes.

LOS DETENIDOS, EN LIBERTAD

Hace unos días, el juez libres a los detenidos como sospechosos del ataque en San José. Fue la propia víctima la que habría identificado, no solo a los detenidos, sino también a cerca de diez jóvenes más que podrían haber participado en lo que en un momento la prensa describió como una emboscada.


Publicidad



Publicidad


Fueron cuatro detenidos, dos mayores de edad que quedaron en libertad, y otros dos menores que fueron entregados a sus tutores legales. Todos declararon no tener nada que ver en el ataque. De ahí que el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional esté todavía trabajando en el caso con el resto de los identificados por la víctima en el momento de los hechos.

Publicidad