Martes, 13 de Abril de 2021

La Guardia Civil y Agencia Tributaria ha llevado acabo la denominada operación SNK ZGZ, en la que se ha detenido a una persona por un delito contra la salud pública tras haber localizado en su domicilio más de 36 kg de metanfetamina y anfetaminas. En el mercado ascendería a casi 900.000 euros.


Publicidad


La investigación se inició a comienzos del mes de marzo cuando la Unidad de Análisis de Riesgo del Aeropuerto de Madrid procedente de Holanda detectó un paquete, en cuyo interior podría encontrarse sustancia estupefaciente. Una vez realizado el análisis sobre dicha muestra, resultó ser GLICIDATO METÍLICO DE PMK, un precursor utilizado para la fabricación de estupefacientes y sustancias psicotrópicas

De estos hechos se hizo cargo la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de Aragón, quienes una vez determinada la identidad de la persona a la que iba dirigido dicho envío, un varón con domicilio de María Huerva (Zaragoza) y con numerosos antecedentes policiales, efectuaron un registro en su domicilio el pasado 18 de marzo.


Publicidad


En el interior de la vivienda los investigadores hallaron, debajo de las camas del dormitorio, dos bolsas deportivas y un envase de pintura, numerosas bolsas que contenían sustancia estupefaciente que, sometida al narco test, resultó ser metanfetamina y anfetamina, además de sustancia de corte y elementos tanto para su elaboración como su envasado.

En total, se han encontrado: 17,865 kg de metanfetamina en pasta; 17,375 kg de metanfetamina enrocada; 928 gr de anfetamina en pasta; 682 gr de sustancia de corte, botellas con líquido en su interior, supuestamente utilizadas para la elaboración de la droga, que han sido remitidas a laboratorio para su análisis; elementos para el envasado y preparación de la sustancia.

Un detenido ha sido puesto a disposición judicial donde se decretó el ingreso en prisión / GC

Por estos hechos se procedió a la detención de un hombre de 59 años, a quien le constaban numerosos antecedentes policiales, por un presunto delito contra la salud pública por tráfico de drogas. El pasado viernes pasó a disposición judicial y se decretó su ingreso en el Centro Penitenciario de Zuera.

Publicidad