Martes, 19 de Enero de 2021

Menos de 24 horas después de que el alcalde de Zaragoza y la delegada del Gobierno anunciasen mano dura contra los okupas de la calle de Pignatelli, la Policía Nacional procedía este mediodía al desalojo de tres viviendas del número 43 de esta calle del casco histórico de la capital.


Publicidad


En torno a las 12:00 del mediodía dos furgonetas de la unidad de antidisturbios entraban en la calle y desalojaban sin que existiese una orden previa de lanzamiento tres pisos de un bloque en el que más de 15 viviendas están ocupadas.

El desalojo se producía de forma pacífica. Entre los desalojados, una mujer y su hijo que llevaban varios meses ocupando uno de los pisos intervenidos por la Policía y propiedad de un banco esperaban con sus enseres en la calle a ser recogidos por un familiar.


Publicidad


“Nos han llamado a la puerta y nos han comunicado que teníamos que marcharnos de allí y no podíamos volver a entrar llevándonos todas nuestras pertenencia“, explicaba momentos después del desalojo María José Junto a parte de sus pertenencias que se acumulaban en plena calle.

DESALOJO ‘PISO A PISO’

Los ocupas desalojados han contado a HOY ARAGÓN que desconocían que iban a ser desalojados y también han explicado que la policía les ha dicho que irían desalojando piso a piso paulatinamente a lo largo de esta semana.


Publicidad


“Veremos a dónde vamos ahora porque no tenemos muchas opciones. En principio nos va a recoger un familiar para llevarnos a vivir a una caravana dentro de una nave industrial y así por lo menos tener un techo bajo el que  descansar”, explicaba la okupa desalojada.

Publicidad