Martes, 06 de Diciembre de 2022

Sucedió en torno a las seis y media de la mañana. Acababa de amanecer en Zaragoza y en la calle Pignatelli se percibía mucha presencia policial. Hasta cinco vehículos,  la Unidad Canina de la Policía Nacional, el G.O.R -Grupo Operativo de Respuesta-, y el Grupo de Menudeo de este cuerpo policial. 


Publicidad



Publicidad


Se estaba produciendo una redada en el número 43 de esta conflictiva calle del barrio de San Pablo o El Gancho. Los vecinos expectantes, se asomaban a ventanas y balcones, en alerta como acostumbran a todo lo que sucede en su calle y tras haber vivido una última semana de tensión, con continuas peleas con armas blancas, muchas de ellas protagonizadas por inquilinos ocupas de este bloque.

Precisamente, era HOY ARAGÓN quien denunciaba hace unos días con el artículo titulado El número 43 de Pignatelli; La casa del terror de los vecinos tras años de droga y prostitución“, la situación que se lleva viviendo en esta calle por ocupas y delincuentes que según los vecinos “campan a sus anchas”.

Cuatro de los inquilinos de este bloque, de entre 19 y 31 años, de origen argelino y marroquí, que lleva ocupado casi 10 años salían esposados y en silencio. Un silencio roto por aplausos de vecinos que no podían contener la tensión acumulada y agradecían de esta manera a la Policía Nacional su actuación. “Son muchas peleas, muchas noches sin dormir y con miedo”, relata un vecino de esta calle del centro de Zaragoza. Una quinta persona era detenida horas después en las inmediaciones de la calle con posesión de droga dispuesta para su venta.

El Gabinete de Prensa de la Jefatura Superior de Policía Nacional en Zaragoza ha confirmado la detención y puesta disposición policial de estas personas, la mayoría con antecedentes penales por tráfico, desorden público, agresión e intimidación. 

TODAVÍA QUEDAN DOS EDIFICIOS OKUPADOS

Desde esta misma fuente oficial explican que los agentes que intervenían en la redada fueron aclamados y felicitados por vecinos que bajaron incluso de sus casas a darles las gracias por la intervención, hartos de una situación que ha modificado sus vidas en los últimos años.

Tanto la ‘Asociación de Vecinos Plataforma de Afectados del Gancho y Pignatelli’ como ‘Calles Dignas’ lleva pidiendo el desalojo años el desalojo y tapiado del número 43, y su compra por parte de las autoridades municipales, así como de los números 67 y 76, también en la misma calle, por encontrarse en un estado ruinoso, con la luz tomada de la calle, y con inquilinos problemáticos. “Todavía quedan dos bloques ocupados, y nos queda la incertidumbre de que vuelvan a este número 43“, explican desde la plataforma de vecinos.

En este último operativo policial también se han incautado de hachís, cocaína, y ‘lírica’, una droga similar a un ansiolítico muy potente. Un ‘narco piso’, según fuentes oficiales, y que los vecinos ya intuían hace semanas. La autorización del juez ha permitido la intervención policial y el desmantelamiento de esta red de delincuentes, protagonistas de algunas de las últimas peleas en la calle Pignatelli. No obstante, los agentes, además de la droga ya señalada, han encontrado numerosas armas blancas, entre ellas, un cuchillo de grandes dimensiones. 

Publicidad