Jueves, 28 de Octubre de 2021

El expresidente del Real Zaragoza Agapito Iglesias, el exdirectivo Francisco Javier Porquera y el club han llegado a un acuerdo para evitar el juicio por defraudar a Hacienda cerca de 900.000 euros del traspaso del jugador Peter Luccin y por el que el primero ha aceptado seis meses de cárcel y 150.000 euros de multa.


Publicidad


El acuerdo con la Audiencia Provincial de Zaragoza incluye también tres meses de prisión para Porquera y una multa de 25.000 euros.

Por otro lado, el Real Zaragoza ha aceptado 100.000 euros de multa y la imposibilidad de obtener ayudas públicas o subvenciones y del derecho a obtener beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante nueve meses, según fuentes jurídicas.

El abogado del Real Zaragoza también solicitó el fraccionamiento de la multa de 100.000 euros, detallan las mismas fuentes, y recordó que el club está sujeto a convenio concursal.

Igualmente, la Audiencia ha retirado la acusación contra el también directivo Paco Checa y el propio jugador, que militó en dos etapas en el club aragonés (2007-08 y en 2009 aunque en esta última una lesión de rodilla hizo que no fuera inscrito).

El acuerdo ha sido posible dado que los acusados reconocieron la culpa e ingresaron en Hacienda previamente un total de 1.266.989 euros.

Publicidad