Miércoles, 27 de Enero de 2021

Sucedió la pasada Nochebuena, justo antes de cerrar su papelería, en el número nueve de la calle Jorge Sánchez Candial, en el barrio zaragozano de Vadorrey. En torno a las siete de la tarde un vecino que sale en ese momento a pasear a su perro a un parque cercano observa a dos personas “sospechosas” sentadas en un banco justo delante del comercio que desde hace cinco años regenta Marisol con su marido.


Publicidad


“Uno de ellos es un viejo conocido al que casi todos tenemos ‘fichado’ por anteriores atracos y actos delictivos“, explican desde la Jefatura Superior de Policia Nacional En Zaragoza. Ambos entraban en el comercio y amenazaban al marido de Marisol, que en ese momento estaba a punto de cerrar y recoger la caja del día. “Me llamó a casa y me dijo: ¡Me han atracado ahora mismo! Yo no acababa de creérmelo. Pensaba que me estaba tomando el pelo”, recuerda Marisol.

“A mi marido le apuntaron con una pistola y él solo les dijo que cogiesen lo que quisieran pero que a él no le hicieran nada“, relata esta comerciante zaragozana. Le tumbaron boca abajo y le ataron los pies y las manos. “Pero no lo hicieron muy fuerte porque cuando se fueron solo tuvo que estirar los brazos para soltarse, y en ese momento fue cuando me llamó”, dice Marisol, que en cinco años nunca le habían robado en su negocio.


Publicidad


Según fuentes policiales, los atracadores intentaron robar el día anterior en otro comercio cercano pero no consiguieron llevarse nada. “Tendríamos cerca de 500 euros, gran parte de dinero de las tarjetas de autobús. también se llevaron el teléfono móvil de mi marido que luego la policía recuperó”, explica a HOY ARAGÓN.

HUIDA EN TRANSPORTE PÚBLICO

Fuentes policiales han relatado que los ladrones huyeron en autobús y realizaron un recorrido de cerca de 25 minutos hasta que se bajaron en Camino de las Torres. “Gracias a la colaboración de dos ciclistas que siguieron al autobús y fueron informando a las patrullas pudimos detener a uno de ellos e identificar al otro“, explican desde la Oficina de Comunicación de la Policía Nacional en Zaragoza.


Publicidad


Al bajar los delincuentes huyeron y tiraron la pistola detonadora que utilizaron en el atraco en el parterre de una palmera. Uno de ellos, el que más antecedentes arrastra, fue detenido y actualmente se encuentra en prisión. El otro ladrón ya ha sido identificado por la policía tras coger huellas en el establecimiento y se encuentra en busca y captura.

Marisol se repone ya del susto junto a su marido, que ya ha vuelto a trabajar a la tienda. “Estamos bien y mi marido ya casi lo tiene superado. Solo queremos agradecer a el vecino que los vió y a los ciclistas que les siguieron en bus. Gracias a ellos hoy estamos más tranquilos”, agradece Marisol.

Publicidad