Viernes, 23 de Agosto de 2019

Una señal en catalán, colocada hace 14 años en el límite entre Aragón y Cataluña, en el municipio de Arnes, en la carretera T-333, ya no está visible. Y el motivo es simple: El Gobierno de Aragón ha colocado justo delante, a pocos centímetros, un cartel en castellano de información viaria.

La señal en catalán indica el kilometraje hasta el municipio aragonés de Valderrobres (Matarraña) y hasta el municipio castellonense de Morella. Sin embargo, el nuevo cartel señala al municipio de Alcañiz que durante años ha sido denostado en la información viaria de la Generalitat de Cataluña.


Publicidad


El Ayuntamiento de Arnes descubrió con “sorpresa” la decisión de gobierno de Aragón. Por ello, según informa lacomarca.net, trasladará la señal en catalán a su término municipal, en la línea que divide las comunidades autónomas de Aragón y Cataluña.

En el día de ayer, una vez detectado la colocación del cartel en castellano por el gobierno aragonés, se ha quitado el cartel en catalán para colocarlo en el municipio de Arnes. Concretamente, se colocará en la T-333 pero en territorio de la comunidad autónoma de Cataluña.


Publicidad


“El cartel de Valderrobres y Morella no descartamos ponerlo en el término municipal de Arnes para que no quede allí, sin ningún uso”, ha añadido el alcalde al citado periódico.

UN PUNTO ‘CONFLICTIVO’

La carretera T-333 no ha dejado de estar en el ojo del huracán desde hace pocos años. Hace pocos meses, apareció una pintada independentista en la carretera que une los municipios de Arnes (Cataluña) con Valderrobles (Aragón), una distancia de diez kilómetros.

La pintada en cuestión eran unas tijeras que simbolizaban la ruptura pretendida por el Gobierno de Cataluña con el resto de España.