Domingo, 22 de Septiembre de 2019

La Dirección General de la Salud Pública del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha recalcado la necesidad de beber mucha agua, evitar realizar ejercicio físico en horas centrales del día y buscar lugares con sombra o refrigeración como principales medidas preventivas ante las altas temperaturas.


Publicidad


Según ha publicado esta institución en una nota de prensa, estos tres principios son las “recomendaciones básicas” que se deben de tener en cuenta ante episodios prolongados de calor.

Las excesivas temperaturas afectan desde un punto de vista sanitario más a las personas mayores, niños y aquellas que tienen enfermedades crónicas, aumentando el riesgo de enfermedad y de muerte.

Además, otros factores como determinados tratamientos médicos, trastornos de la memoria, enfermedades agudas o el consumo de alcohol u otras sustancias, también son clasificados como de riesgo.

Desde un punto de vista social, las personas más vulnerables son aquellas que tienen menos recursos (con imposibilidad de refrigerar sus viviendas o acceder a sitios refrigerados), con discapacidades, dependencia, aislamiento y marginación, pero también puede haber una exposición excesiva al calor por razones laborales, deportivas o de ocio.


Publicidad


Por ello, desde el Departamento de Sanidad han recordado diferentes propuestas para combatir las altas temperaturas, así como el colectivo de personas más propensas a sufrir trastornos por golpes de calor, que aglutina especialmente a las personas mayores de 65 años, a los bebés.

CONSEJOS

Entre las principales recomendaciones, conviene beber mucha agua, evitar las comidas calientes o pesadas y las bebidas alcohólicas, usar protección contra el sol (una gorra y crema solar con factor de protección mayor de 15) y evitar la exposición y, por consiguiente, el ejercicio físico en las horas en las que la temperatura alcanza sus mayores cotas.

Asimismo, llevar ropas ligeras y de colores claros, además de permanecer en lugares con sombra y/o refrigerados ayudan en esa tarea.

Por otro lado, desde la institución han aconsejado mantener cerradas las ventanas y las persianas del hogar durante el día, el uso de ventiladores y aparatos de refrigeración, y para conseguir un buen descanso por la noche, abrir las ventanas cuando haya temperaturas más normales para ventilar el hogar.