Miércoles, 01 de Abril de 2020

Los hosteleros zaragozanos se han unido para exigir una modificación de la ordenanza de Protección Contra la Contaminación Acústica impulsada por el gobierno de Zaragoza en Común (ZEC), la cual entienden que “no está bien redactada”, es “surrealista de cumplir” y “está en el limbo”.

Sin embargo, tras la reunión mantenida en el día de ayer con el Ayuntamiento de Zaragoza, capitaneado por el concejal Pablo Muñoz junto con los técnicos y los servicios jurídicos, la hostelería mantiene su petición de paralizar la ordenanza.

Por todo ello, mediante un comunicado oficial, reclaman al Ayuntamiento que se “elimine la derivación de responsabilidades del hostelero con el ruido de la calle que no es responsabilidad suya sino del ayuntamiento”


Publicidad


Por otro lado, se pide “rebajar las necesidades de aislamiento requeridas de forma que los locales cumplan sus obligaciones y no molesten el descanso vecinal“, junto a la petición de “aplicar un método de mediciones claro que proteja los intereses tanto del descanso de los vecinos como de los locales”.

La reivindicación de la hostelería es contundente cuando se hace mención a la futura normativa planteada por el gobierno de ZEC por su poca claridad.

Entienden en el citado comunicado que se den “facilidades de obligaciones y derechos a la hora de un cambio de titularidad de la licencia, que no suponga una pérdida del valor cosechado por un negocio a lo largo de los años”.

La responsabilidad de los propietarios debe ser tenida en cuenta, y medida justamente, en caso de que un inquilino no respete la normativa acústica, explican a su vez.

Los hosteleros han ratificado en el comunicado que el Ayuntamiento de Zaragoza debe “clarificar las medidas que se tomarán en las llamadas zonas saturadas acústicas en cuanto a cómo afectará y qué medidas se contemplan para la mejora de la convivencia”. 


Publicidad


En referencia al horario, cierre, la limitación de veladores en los locales y la posible depreciación de las viviendas o negocios en estas zonas.

Una de las peticiones más novedosas, y demandada como prioritaria por los hosteleros, es la creación de una unidad especializada que vele por el descanso y la seguridad jurídica de las mediciones efectuadas. Con el principal objetivo de que “las emisiones de los locales se cumplan”.

Respecto a las amenizaciones musicales en vivo, los hosteleros piden que se protega “tanto en locales privados y al aire libre por su complejidad a la hora de acotarlas dentro de los limites acústicos que marca la ley”.

Por todo ello, se solicita la paralización de la publicación y tramitación del proyecto de ordenanza, que aún no ha sido publicada para exposición pública, teniendo en cuenta que las propuestas lanzadas esta mañana y en declaraciones anteriores van a ser tenidas en cuenta.

LA MEDIACIÓN

El Justicia de Aragón ha asumido una mediación imparcial entre los hosteleros y el Ayuntamiento de Zaragoza, con una mesa previa el próximo día 7 de marzo. De esta manera, se podría ser más rápidos para alcanzar un consenso entre todas las partes.


Publicidad


Como gesto por parte del gobierno de ZEC para subsanar su falta de acuerdo con los agentes implicados en la tramitación, se solicita al resto de fuerzas políticas se acepten la mediación del Justicia de Aragón y los acuerdos resultantes de su mediación como garantía de una tramitación de ordenanza imparcial y trasparente.

Piden, a su vez, la participación activa en esta mesa de la Delegación del Gobierno y de Policía Local, como los encargados de velar por el cumplimiento de la ordenanza ante los comportamientos incívicos.

Publicidad
No Hay Más Artículos