Jueves, 09 de Abril de 2020

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido darle una salida al antiguo Instituto Luis Buñuel para convertirlo en un centro cívico para todo el barrio del Casco Histórico de la ciudad después de años ‘okupado’, e incluso cedido irregularmente por el anterior gobierno de Zaragoza en Común.

La decisión emana del compromiso electoral, tanto del Partido Popular como de Ciudadanos que gobiernan en coalición, para formalizar un Centro Cívico que dé a los vecinos del barrio los servicios propios de este equipamiento público, como sucede en otras áreas de la ciudad.


Publicidad


Es por todo esto que el Ayuntamiento de Zaragoza ha dado un encargo a la sociedad municipal Zaragoza Vivienda para que realice los estudios técnicos de reconversión.

UN EQUIPAMIENTO JUDICIALIZADO

Sin embargo, no será efectiva su reconversión hasta que no haya una decisión judicial sobre la cesión del equipamiento municipal a una única entidad.

El titular del juzgado número tres de lo contencioso-administrativo de Zaragoza anuló la cesión municipal gratuita, desde mayo de 2018, del antiguo instituto Luis Buñuel de la capital aragonesa a la Asociación Centro Social y Comunitario Luis Buñuel. Esta decisión judicial ha sido recurrida por la entidad citada, por lo que no es firme la sentencia.

La asociación ocupó ilegalmente durante años el espacio del antiguo Instituto Luis Buñuel, y está en estos momentos utilizando el equipamiento mediante una decisión irregular del Ayuntamiento de ZEC, la asociación coincide que fue fundada por el anterior alcalde Pedro Santisteve.

“El gobierno de Zaragoza tiene el compromiso para acondicionar un equipamiento para todos los vecinos”, ha afirmado la portavoz del gobierno PP-Cs en rueda de prensa, María Navarro.”Será un centro gestionado por el Ayuntamiento de Zaragoza abierto a todo el mundo, sin sectarismos”, ha sentenciado.


Publicidad


Durante los últimos años, tanto cuando estaba siendo ‘okupado’ como cedido irregularmente por ZEC, en el equipamiento municipal se han celebrado conferencias o fiestas que han estado salpicadas por la polémica.

Por ejemplo, hace poco más de un año, bajo el título ‘Jornadas Noviembre Antifascista’, se celebró un mitin que amparó a dos terroristas de la banda GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre) con la asistencia de miembros de Zaragoza en Común o Podemos. Por otro lado, el espacio ha sido el epicentro de fiestas o conciertos clandestinos que han alertado en ocasiones a los vecinos.

Publicidad
No Hay Más Artículos