Sabado, 22 de Febrero de 2020

El representante legal del Ayuntamiento de Sijena, Jorge Español, ha instado al juez de Huesca que archivó la causa penal abierta en torno al fallido intento de venta del códice medieval de Doña Blanca a que no autorice la devolución del manuscrito a la editorial navarra que trató de venderlo al Gobierno aragonés.

El códice, un valioso manuscrito del siglo XIV que contiene la regla del Monasterio de Sijena, perteneció a Doña Blanca, hija del rey Jaime II de Aragón y priora del cenobio, fue ofertado al Archivo Provincial de Huesca, donde permanece a raíz de la denuncia presentada por el historiador Juan José Nieto.


Publicidad


La investigación penal, llevada a cabo por el titular del Juzgado de Instrucción nº 4 de Huesca, finalizó recientemente con el sobreseimiento de la causa, decisión que fue recurrida ante la Audiencia oscense por el Ayuntamiento de Sijena para evitar la pérdida del manuscrito.

Tras el archivo, la editorial, domiciliada en Pamplona especializada en la publicación de facsímiles y volúmenes sobre cultura navarra, solicitó al instructor la devolución del códice, petición que ha sido recurrida por el letrado de Sijena.

EN VENTA

En su escrito de oposición a la devolución del manuscrito, Español advierte que la devolución del códice conllevaría su posible venta y desaparición, a pesar de formar parte del tesoro artístico “indivisible” del Monasterio de Sijena, monumento nacional desde 1923.

Argumenta el letrado que la devolución de “tan importantísimo bien del tesoro artístico español, con todo respeto, resulta imposible jurídicamente, sin perjuicio de las acciones que dicho particular (en relación a su actual poseedor) quiera entablar en otra jurisdicción en el futuro”.

Solicita al instructor, a tenor de la actual legislación, que una vez sea “firme y definitivo” el archivo del procedimiento penal se ordene la devolución del manuscrito que, añade, “de forma indubitada forma parte del tesoro artístico del Monasterio de Sijena”, al Archivo Histórico de Huesca, que custodia provisionalmente todo el fondo archivístico del cenobio hasta su devolución.

Español, quien asegura disponer de datos que el manuscrito pudo ser incautado por el comerciante de arte catalán José Gudiol al inicio de la Guerra Civil, insiste en que el códice es parte indivisible del patrimonio histórico artístico del monasterio y que la legislación impide su comercialización.


Publicidad


En declaraciones a Efe, el letrado se ha mostrado confiado en que el juez ordene su depósito definitivo en el Archivo Histórico de Huesca, “sin perjuicio de las acciones que la editorial quiera ejercer en la vía civil” y a la espera de la resolución de la Audiencia oscense al recurso contra el archivo de la denuncia penal.

La aparición en el mercado del códice fue detectada por el historiador Juan José Nieto, perito del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, que denunció ante la Brigada Judicial de la Policía Nacional de Zaragoza su intento de venta al Archivo Histórico de Huesca.

La intervención del manuscrito por parte de los investigadores judiciales concluyó con la apertura de diligencias penales en el referido juzgado oscense

Publicidad
No Hay Más Artículos