Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Los grupos de PP, PSOE y Ciudadanos han vuelto a unirse frente al Gobierno de ZEC, en esta ocasión para que el Ayuntamiento de Zaragoza recurra la sentencia del TSJA que declaraba “nulo de pleno derecho” el plan especial que permitía la construcción de un “outlet” en la antigua fábrica de Pikolín.

La resolución del TSJA, que será ahora recurrida en casación al Tribunal Supremo (TS) tanto por el Consistorio como por la promotora -la empresa Iberebro-, anulaba el plan especial que permitió que se iniciaran las obras para la construcción del outlet comercial Torre Village en estos terrenos.


Publicidad


Este plan especial fue aprobado con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos frente a la posición contraria del Gobierno y, según la sentencia, contradice al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), de mayor rango, que cataloga la zona como industrial y no como comercial.

Del mismo modo, estas tres formaciones políticas han secundado un voto particular del Grupo Socialista que aboga por modificar el PGOU solo en estos terrenos para que quepa el plan especial de Torre Village.

El encargado de ZEC de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha arremetido contra el PSOE por vincularse con esta maniobra urbanística junto a PP y Ciudadanos. Se ha detenido especialmente en la “semana horrible” que lleva a su juicio el PSOE: que primero “se carga” el presupuesto de la ciudad, luego hace lo propio con el Plan de Inversiones en Vivienda financiado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y ahora “se carga” la estructura comercial y el respeto a las normas.

LAS OBRAS AVANZAN

Torre Village cuenta con un 70% de los trabajos de edificación completados, todos ellos amparados con las preceptivas licencias de obra otorgadas por el Ayuntamiento de Zaragoza, y la zona outlet del complejo comercial posee licencias de actividad, concedidas también por el consistorio.

Además el porcentaje de comercialización del proyecto se sitúa por encima del 60%, según publicó este periódico. El impacto económico del outlet ‘Torre Village‘ en toda la economía aragonesa es una realidad más que notable.

Las cifras detallan una inversión que supera los 80 millones de euros para promover un gran complejo de ocio destinado al consumo de retail y hostelería, y que aspira a ser el referente del turismo de compras del sur de Europa.


Publicidad


En términos laborables, el empleo de la economía aragonesa se beneficiarácon 8.872 puestos de trabajo en los primeros seis años consolidados. Por sectores, los servicios del futuro outlet absorberán el grueso del empleo indirecto, un 58,1 por ciento del total.

El sector industrial tendrá un protagonismo de un 23,6 por ciento de media. El empleo directo del proyecto ‘Torre Village’ llegará a ser de más de 1.000 puestos de trabajo.