Domingo, 15 de Septiembre de 2019

El líder de VOX,  Santiago Abascal, ante poco más de 400 personas que coreaban “presidente, presidente” y “Puigdemont, a prisión”, arremetió en el día de ayer contra el resto de partidos políticos que criminalizan a la formación verde, y les invitó a hacer una coalición contra Vox, al entender que todos están de acuerdo en poner un cordón sanitario a su formación.

Por otro lado, los candidatos a la DGA y al Ayuntamiento de Zaragoza arremetieron contra la deuda existente en las administraciones aragonesas, la supresión de la comunidad autónoma o las comarcas, la expansión del pancatalanismo en Aragón o la defensa del trasvase del Ebro a las cuencas deficitarias por “solidaridad”.

LA IZQUIERDA Y LA VELETA AZUL

El presidente de Vox, Santiago Abascal, acusó, por tanto, al PSOE de utilizar el fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba para crear un “clima de miedo”, “proceder a la entronización” del líder socialista y “decir cuál es la memoria que se puede permitir y la que no, porque esto también es memoria histórica”.


Publicidad


“Lo que ha protagonizado el PSOE es una buena prueba de cómo la izquierda construye la superioridad moral de la izquierda, ellos deciden quienes son dignos de alabanza. Eso se ha acabado, que cada uno eleve a los altares a quien quiera”, afirmó.

Por otro lado, Abascal tuvo palabras también para el líder del Partido Popular, Pablo Casado, al que llamó “becario de Feijo” y “veleta azul” y, en referencia a la disposición de un “candidato popular en un ayuntamiento vasco de no excluir los pactos con Bildu”, aseguró: “hay un Partido Popular que prefiere antes a Otegi que a Ortega Lara, y eso se llama síndrome de Estocolmo”.

Santiago Abascal, líder de VOX / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Por último, el líder de Vox prometió que su formación será la voz de los abandonados en el Congreso de los Diputados y calificó la irrupción de su partido como la “historia de un gran triunfo” frente a los que aseguran que no se han cumplido las expectativas.

LOS CANDIDATOS ARAGONESES

En un discurso breve, por parte de cada uno de ellos, de menos de 5 minutos, y sin apenas menciones a posibles medidas políticas en los municipios o la comunidad autónoma. Así fue la intervención del candidato de Vox al Gobierno de Aragón, Santiago Morón, o del candidato al Ayuntamiento de Zaragoza, Julio Calvo.

El primero de éstos, hizo referencia al plan hidrológico nacional y defendió la cesión del agua excedentaria del río Ebro mediante un trasvase por “solidaridad”, siempre que se realicen las obras del Pacto del Agua y se garantice el caudal ecológico.

“El trasvase del río Ebro no es otra cosa que aprovechar los recursos que tenemos. Somos hermanos. Es solidaridad. No hay diferencia entre las Comunidades Autónomas”.


Publicidad


Entre sus promesas electorales, Morón prometió frenar el pancatalanismo que, a su juicio, se extiende por Aragón, suprimir las comarcas y acabar con la Academia de la Lengua Aragonesa.

Por su parte, el candidato a la alcaldía de Zaragoza, Julio Calvo, lamentó que Zaragoza, siendo la segunda ciudad más endeudada, esté “llena de edificios e infraestructuras inútiles que no han tenido una rentabilidad social y económica”

Poco más de 400 personas presenciaron el mitin electoral de VOX / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Por último, el candidato a las europeas Jorge Buxadé criticó la “exclusión” de Vox del debate de RTVE para las europeas y arremetió contra la presencia en el mismo de las “formaciones separatistas”.