Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Una carta interna de un militante de Vox en Zaragoza está circulando por todos los grupos de Whatsapp del partido conservador a una velocidad de vértigo. Sin ningún tipo de filtro ni vaselina. 

El afiliado que escribe la carta escribe todos los ‘males’ que vive la formación en la ciudad de Zaragoza: desde el caciquismo de la dirección provincial, la falta de capacidad política o la posibilidad de ser marginales en Aragón.


Publicidad


“Hola a todos, no querría ser pesado, pero viendo tanto comentario en el chat, voy a dar mi punto de vista, aunque la mayoría sois perfectos conocedores, tratare de ordenar un poco las ideas.

Hace menos de cinco o seis meses, Vox era un proyecto ilusionante y bonito, que nació merced a que unas personas inteligentes y con madera de lideres pusieron voz a lo que muchos millones de españoles pensábamos y sentíamos. Un proyecto cargado de sentido común, sentido de España, respeto a la familia y valores morales y respeto a las instituciones y a la Constitucion, etc.

Ilusionó, convenció, y lo hizo crecer como la espuma y al que se fueron sumando personas con su mejor voluntad, aportando su tiempo, su dinero incluso y sobre todo, la mejor de sus intenciones, sin esperar nada a cambio, como era mi caso y el de todos vosotros, creo.

Yo era un profano en política que jamas había estado afiliado a ningún partido, y por tanto ignoraba el funcionamiento interno y la toma de decisiones, pero “creía en Abascal” y en su equipo, y con eso me bastaba para mantener la ilusión viva, (se me pasó por alto lo que era un Comité Ejecutivo Provincial).

Todo funcionaba estupendamente bien, el partido crecía y todos trabajábamos con energía y sobre todo con mucha ilusión.

Varios militantes de VOX en una carpa de la Plaza de España de la ciudad de Zaragoza / VOX

En un momento dado, desde la cúpula del partido se postula un cambio en los Estatutos, eliminando las “primarias”, y se aceptó mayoritariamente sin fisuras, sobre la base de que todos estábamos convencidos de la buena fe y sana intención de todo afiliado, pues parecía un partido de gentes sanas sin ninguna segunda intención ni personalismo, al que solo le faltaba música de fondo de violín.

Grave error, pues el ser humano es como ser independientemente del partido en el que milite. Como hemos podido comprobar tristemente. Fue en ese momento cuando a los miembros del Comité Ejecutivo Provincial de Zaragoza se les otorgó un poder omnímodo, para tomar decisiones, elaborar listas y casi para decidir sobre “vidas y haciendas”, y para pisotear la voluntad de los no afines, familiares y amiguetes, y no nos dimos cuenta, yo al menos no.

Pasadas unas semanas de este hecho, se produce un adelanto electoral, y ese es el detonante de todo, fue como soltar un cubo de sangre en un estanque de pirañas.

Los miembros del Comité Ejecutivo Provincial de Zaragoza ocuparon todos los espacios, todos los cargos, despreciando y eliminando a los que les resultaban molestos, reuniones y reunioncillas a puerta cerrada, cuchicheos y grupitos de súbditos alrededor de los que en un momento próximo podrían echarles unas migajas desde la gran mesa del poder, lameculos, por resumir.

Todos sabemos lo ocurrido desde aquí, desunión, desilusión, pocas ganas de colaborar y demás etcéteras.


Publicidad


No voy a entrar en valoraciones de las personas que componen el Comité Ejecutivo Provincial, porque solo conozco a los de Zaragoza y vosotros también, con lo cual, “callado queda dicho”, pero el hecho es que esta situación provocó un incendio en un gran numero de provincias, pueblos, por toda España, y todas, todas por los mismos problemas, y como consecuencia, el partido…..cuesta abajo, y además cogiendo velocidad.

Otra vez llevados por la buena intención y la fe ciega en nuestros lideres, comenzamos una campaña para hacerles llegar la información de lo que aquí sucedía, y se consiguió, pues me consta que les llegó por distintas vías, pero ¿cuál fue la respuesta?. Pues eso, ninguna.

Ni la hubo, ni la habrá, con lo cual, y esto es solo mi opinión personal, están conformes, y eso es lo que les gusta, un partido como Vox que con su ideario (en el que creíamos), en el que se aceptan gentes de Izquierda Unida, Libertarios, investigadas por corrupción, y hasta de Esquerra Republicana y admite comportamientos como los del Comité Ejecutivo Provincial de Zaragoza, en el que en cuanto a la elección de candidatos, no prima ni el mérito, ni el curriculum, ni la capacidad de comunicación, ni la formación, ni la oratoria, ni nada de nada , salvo pertenecer al Comité Ejecutivo Provincial, o ser afín, hijo, cuñado, amiguete o similiar. Ese, entonces no es mi partido, no en el que yo creía.

En resumen todo esto ocurre con la “bendición” de Madrid. Sí, el tan traido y llevado Madrid, eso que llamábamos la “solución de Madrid” o primo de Zumosol.

Sinceramente, no tengo ni idea de cuál es la solución a día de hoy, tal vez solo sea la de pensar en el futuro a cuatro años vista y tratar de recomponer la “escombrera “ que va a quedar, pues llevamos camino de convertirnos en un partido residual sí o sí.


Publicidad


El resultado electoral, se diga lo que se diga, es un desastre total con una expectativa que de ningún modo bajaba de los 50 diputados y que la estimación iba de 50-70, en los cálculos mas prudentes, tenemos 24, es una birria.

Cierto que tendrá visibilidad, ¿y qué?, si se sigue en esta línea será residual lo queramos ver o no. Bajo mi criterio las personas que compongan el Comité Ejecutivo Provincial en Zaragoza, en ningún caso deberían poder ser elegibles, ni participar en ninguna lista, y en ese caso veríamos quien viene a trabajar por el partido o si se viene a “otra cosa”.

Es decir, una labor de gestión, coordinación y dirección, no se puede ser “juez y parte”, esto es un principio básico, pues de lo contrario ocurre lo que sabemos. Algunos diréis, ¿y si en el Comité Ejecutivo Provincial hay gente valida?

Pues entonces ahí, están bien. Pues hace falta gente valida tanto en el Comité Ejecutivo Provincial como en listas. Y a día de hoy, Vox tiene gente para ambas cosas, y si eso no se cambia, pues ya sabeis: partido residual.

Hoy -por ayer- nos enteramos de que viene Abascal a Zaragoza. Que por lo que he podido ver, un poco mas y se reúnen en un portal de vecinos o en un sótano en la clandestinidad cuando resulta que hace menos de seis meses se quedaron mas 600 personas fuera en un Auditorio a reventar.

Y resulta que va a tener a su derecha e izquierda al Sr. Moron -candidato al Gobierno de Aragón- y al Sr. Calvo -candidato a la alcaldía de Zaragoza-, eso os debería decir algo, viene a apoyarles e intentar salvar un diputado y un concejal de la quema, y tengo la impresión de que el resto le importa bien poco, por lo visto hasta el día de hoy.


Publicidad


Vamos que si alguien espera cosas como decapitar al Comité Ejecutivo Provincial o algo que se parezca, es porque todavía creen en el ratoncito Perez. 

Lo mejor para mi gusto es no aparecer por allí. Cuando han querido actuar, lo han hecho en cuestión de horas.

Esta es solo mi opinión, insisto. Y no quisiera que nadie se sienta molesto o aludido, en serio que no, y si es así me disculpo”.