Sabado, 19 de Septiembre de 2020

El tiempo es algo gratis que a cada ser se nos da al nacer, sin pedir nada a cambio, simplemente por el hecho de existir y sin embargo es un bien muy preciado y valioso. Nadie sabe de cuántos años, meses, minutos y segundos disponemos en esta vida. 

Minuto que pasa minuto que ya no recuperas. Aquí en la tierra solo disponemos de una vida para gastarlo y hay que vivirla con intensidad, pero al mismo tiempo con cabeza y coherencia, con tu forma de ser y de pensar.


Publicidad


Como bien sabemos todos, los años se componen de meses, semanas, días horas, minutos segundos. Este año que acaba de comenzar, el 2020, es bisiesto y tiene nada menos que 8.784 horas para gastar.

¿Qué voy hacer durante todas esas horas?, ¿en qué voy a invertir y aprovechar ese tiempo? De cada uno depende gastarlo bien o mal. Dedicaremos tiempo a la familia, a los amigos, al deporte, a comer, a uno mismo…

Pero la mayoría de ese tiempo se irá en trabajar y dormir, son tal vez las dos actividades diarias en las que más horas solemos emplear, y a estas actividades les ha salido un gran competidor, las pantallas, la TV, internet, el móvil y las redes sociales a las que según las estadísticas, este año dedicaremos algo más de 5 horas diarias. Son muchas horas, ¿verdad?

“Nadie sabe de cuántos años, meses, minutos y segundos disponemos en esta vida. Minuto que pasa minuto que ya no recuperas”

Muchos dispositivos móviles disponen de una aplicación que nos dicen el tiempo que hemos estado utilizándolo y el rato que hemos dedicado a cada red social o internet. Seguro que os parece una exageración. 

Y es que la noción del tiempo depende mucho de lo entretenidos y concentrados que estemos en una actividad, por eso algunos minutos pueden parecer horas y otros minutos décimas de segundo. El tiempo vuela cuando estamos frente a una pantalla, sin apenas darnos cuenta.

Os animo a ser valientes y comprobar cuánto tiempo al día dedicáis a las pantallas, que no sea de trabajo, cuántas miraditas al WhatsApp, a Instagram, a Facebook, a Twitter, a navegar por internet. Cuánto de ese tiempo invertido ha sido productivo, es decir ha sumado algo a vuestra vida, a vuestro intelecto o por el contrario simplemente ha restado tiempo.


Publicidad


Para mí el tiempo es un tesoro, por eso intento aprovecharlo al máximo, a pesar de las grandes tentaciones de las pantallas y redes sociales. Hay tantas cosas que me gustaría hacer, ver, disfrutar, vivir, sentir, experimentar…

A veces pienso que necesitaría que los días tuvieran más de 24 horas, siento que se me quedan cortos, supongo que a más de un lector, le ocurrirá lo mismo.

Una amiga suele decir…”ya descansaremos en la otra vida, ahora no nos podemos perder nada“. Y a veces pienso que tiene mucha razón.

Seguro que te ha pasado alguna vez, que cuántas más cosas tienes que hacer, más te pones las pilas y al final, lo consigues sacar a delante todo o casi todo. En cambio cuando tienes poco que hacer, más te cuesta ponerte y más tiempo te lleva hacerlo.


Publicidad


¿CÓMO CONSEGUIR APROVECHAR BIEN EL TIEMPO?

-Es importante hacer una lista de las tareas, objetivos o propósitos que quieres llevar acabo. Llevar una agenda te puede ayudar.

-Repartir esas tareas, objetivos o propósitos en el tiempo y organizarte para cumplirlas. Ponerte unas metas, a corto plazo, reales y sobretodo evaluables, aprender a delegar y dejarse ayudar.

-Reparte tu tiempo en: tiempo para tu trabajo, tiempo para tus hijos, tiempo para tu pareja, tiempo para los amigos, tiempo para la casa, y sobretodo tiempo para ti. Este reparto no tiene por qué darse todo en el mismo día, puede ser a lo largo de la semana.

-Aprovecha cada minuto, no los pierdas. Traslados en autobús, espera en filas etc. pueden ser buenos momentos para hacer pequeñas tareas.

-Descansar lo justo y necesario, para reponer fuerzas, para estar bien, distraerte y divertirte, pero sin holgazanear.  

-Pantallas las justas, quita mucho tiempo y a veces no merecen la pena, aportan poco y restan mucho.

-Sobre todo ilusionarte y apasionarte por las cosas que haces, por las cosas en las que crees. No dejes de soñar y de actuar.


Publicidad


Disfruta de la vida y de cada minuto que ésta te regala. Reparte tu tiempo, hay un momento para divertirse, para relajarse, para trabajar, para los amigos, para la familia, para tu espacio personal… 

“A veces pienso que necesitaría que los días tuvieran más de 24 horas, siento que se me quedan cortos, supongo que a más de un lector, le ocurrirá lo mismo”

Organízate y llegaras a todo lo que te propongas. No malgastes los minutos, recuerda “el tiempo es oro, minuto que pasa, minuto que no vuelve, minuto que ya no recuperas”. Hay muchos momentos especiales esperándote.

El otro día escuchaba esta frase en un audio que me gustó mucho y quiero compartirlo con todos, ya que resume la idea que quiero transmitir; “atesoremos cada minuto que tenemos, dándole brillo, viviendo a tope el hoy, memoriosos del pasado y soñadores del futuro”

*Cristina Gil Gil es autora del libro La profe responde y del blog Ideas para crear y disfrutar

Publicidad