Martes, 04 de Agosto de 2020

Hay establecimientos que son cicatrices de las ciudades. Nos han dejado su esencia culinaria, su presencia diaria con carisma y un sello tan auténtico como pocos. Justamente lo que hace desde hace 35 años la cervecería Marpy. Un lugar que reconforta a cada curioso o aficionado al tapeo con su ambiente taurino en la céntrica plaza Santa Marta de Zaragoza.

Pero sus dueños prevén cerrar sus puertas en plena crisis sanitaria del COVID-19. Y con ello los miles de recuerdos vividos en un emblema de la ciudad que sólo recuerdan las más de 1.500 fotografías de toreros que han inspirado el alma de los más castizos.

Es la decisión de Jorge García, el propietario -y anfitrión gastronómico- de este emblema de Zaragoza. Según cuenta su entorno más cercano, la decisión estaba sobrevolando por su cabeza desde hace meses.


Publicidad


De momento no ha recibido ofertas interesadas en hacerse con la tan querido cervecería Marpy. El cartel en la puerta del establecimiento invita a ello pero la situación económica que se prevé en los próximos meses hará que sea difícil encontrar un comprador o interesado.

Si cierra el clásico Marpy, nos quedará el recuerdo de un establecimiento que empezó ofreciendo almuerzos para ser el templo del tapeo tradicional con un escenario único en la ciudad. Sin la esencia del Marpy, la plaza Santa Marta no hubiera sido el epicentro gastronómico que es ahora.

Publicidad