Miércoles, 06 de Julio de 2022

Es verdad que la pandemia paralizó en seco las comidas de trabajo, pero, por fin, el cara a cara vuelve a convertirse en la mejor manera de firmar negocios, conocer a profesionales y generar buenas relaciones y sinergias. Ahora bien, los códigos se han transformado vía covid y eso repercute en las formas de comer y de encontrarse en una mesa.

Publicidad

El protocolo, a lo largo del tiempo se ha relajado, pero ha quedado como herencia otra manera de comer llena de simbología. Y aquí te traemos ciertas claves que pueden ayudarte a sentir más seguridad en una reunión de trabajo en uno de los restaurantes de Grupo Tándem

Para empezar, realiza la reserva con antelación y de la forma más rápida, a través de la web. “Contamos con una gestión de reserva que te permite cambiar horas y comensales y te informa vía email de la reserva y de las posibles modificaciones”, aseguran los responsables de los 4 restaurantes. 

Aunque en La Bocca Mediterranean Deli y Marengo Internacional Deli cuentan con menús que pueden facilitar la elección personal, en Nativo Tradicional Deli quizás compartir unos entrantes y escoger un segundo cada comensal sea una opción fácil para hacer más cercano el encuentro. A la hora de compartir platos, recuerda siempre servir con los cubiertos del plato del centro y a los demás antes que a ti mismo. Y si tienes dificultades técnicas para repartir, no te preocupes, llama al personal, que lo hará encantado.

Hay platos que, por mucho que te gusten, tal vez no sean apropiados para comidas en las que has de hablar mucho y mostrar tu mejor imagen. Se caen de la lista los chipirones con alioli negro o el arroz negro marinero, porque hablar con la boca negra te resta credibilidad. Igualmente, los arroces son una buena opción para compartir, pero cuida que no lleven concha. El de El señorito de La Bocca es, en ese sentido, perfecto. 

OTROS ASPECTOS DEL PROTOCOLO

Muchas veces, con quien te reúnes o de lo que tienes que tratar merece cierta discreción. En este caso, tanto Marengo y La Bocca como Nativo cuentan con rincones discretosOtra cuestión es preguntar antes si tu invitado es alérgico o intolerante a algo… aunque las cartas están bien detalladas en cuanto a alérgenos e intolerancias alimentarias, no des por hecho que todo es aceptado, porque a veces se cruzan cuestiones de trazabilidad imposibles de garantizar. Una de las normas de protocolo en la mesa es colocar, al sentarse, la servilleta en el regazo. Exceptuando si es de papel, que no es necesario. Las de Tándem son de celulosa, así que puedes dejarla en la mesa.

Y si vuestra reunión es más informal y preferís hacer un afterwork, pero aún así tenéis que hablar de algún proyecto común o en potencia, Nómada Street Food es el lugar perfecto para picar unos platillos de street food con sus cócteles o sus cervezas. Eso sí, siempre, en cuanto a las bebidas, mejor a sorbos pequeños y en pocas cantidades si tienen graduación alcohólica, ya que la lengua puede meterte en situaciones complicadas. Alterna agua y vino y opta por uno con historia, si es de Aragón, mejor. ¡El blanco en barrica Enate 234 y el tinto Somos Varietales son dos buenas opciones! 

Ahora solo queda que vaya bien el negocio, porque estamos seguras de que la comida estará rica y hecha con amor.

Publicidad