Martes, 05 de Julio de 2022

Cocinar con vacuno de Aragón es, además de un acierto por su sabor y calidad, una forma de apoyar a los productores locales del medio rural. Esta forma de consumo es sostenible y ayuda a asentar población en el Pirineo, donde parte de la economía de los pequeño núcleos depende de la ganadería.  De esta manera, se preserva el medio y la biodiversidad y también se descubre lo que se come.

Publicidad

Apostar por ternera de raza 100% autóctona es también garantía de éxito entre los comensales de una celebración especial o de un simple domingo en familia. Si te has quedado sin ideas, aquí van tres recetas para sacar el máximo partido al vacuno de Aragón: ragú de ternera, brazuelo a las finas hierbas y cilindro de ternera relleno.

RAGÚ DE TERNERA


El ragú de ternera es una de las recetas para cocinar ternera 100% del Pirineo aragonés. Para ello se emplea la aguja, una pieza cárnica tierna y jugosa. Para preparar esta elaboración solo hacen falta ingredientes cotidianos para un buen sofrito (cebolla, ajo y pimientos) o patata y bolitas de calabacín como guarnición.

BRAZUELO DE TERNERA A LAS FINAS HIERBAS


Otra de las propuestas es el brazuelo de ternera a las finas hierbas. El brazuelo es un pieza cuya textura es gelatinosa y contiene abundante grasa a pesar de ser magra. Para elaborarlo a las finas hierbas hará falta pimienta en grano, jengibre y ramitas de tomillo.

CILINDRO DE TERNERA RELLENO


Para cocinar cilindro de ternera relleno se utiliza la aleta, una parte de la vaca que requiere de una cocción prolongada porque es algo más dura. Para el relleno, en este caso se emplean pimientos, panceta, piñones y queso.

 

Publicidad