Miércoles, 05 de Octubre de 2022

Casademont Zaragoza afrontaba uno de los encuentros más complicados de la temporada, con la visita al Buesa Arena para medirse al Baskonia. Los de Dragan Sakota llegaban al partido tras desperdiciar una gran oportunidad el pasado fin de semana frente a Bilbao Basket. El equipo maño necesitaba ganar para poder llegar con menos urgencias a la próxima jornada, que le enfrentará en el Príncipe Felipe a Morabanc Andorra.

Publicidad

Sakota alineaba un cinco inicial formado por San Miguel, Bone, Yusta, Radoncic y Hlinason. El encuentro comenzó mal para Casademont y es que Baskonia se mostró muy superior desde el comienzo del choque. Los primeros 10 minutos concluían ya con ventaja para el conjunto vasco, 20-13.

El equipo de Sakota intentó mejorar sus prestaciones en el segundo cuarto, pero lejos de mejorar, hizo que la renta de Baskonia fuera todavía más alta. El 26-16 de los segundos 10 minutos hacían presagiar que iba a ser casi imposible sacar algo positivo del Buesa Arena. El choque llegaba al tiempo de descanso con 17 puntos de ventaja para el equipo de Spahija.

Tras el descanso, Casademont seguía siendo inferior a Baskonia y el equipo local seguía ampliando su ventaja en el marcador, con 7 puntos más de renta al final del tercer periodo. En los últimos 10 minutos, el equipo rojillo intentó mejorar algo en la anotación, pero lejos de lograrlo se fue del Buesa Arena con un sonrojante 91-59, en un mal partido desde el comienzo. Lo poco destacado de la escuadra aragonesa fue Kilpatrick con 11 puntos, en un flojo partido global.

Tras este partido, Casademont se jugará buena parte de la campaña este próximo martes, en el encuentro que le va a enfrentar a Morabanc Andorra, con la permanencia en juego en el último partido de la temporada en el pabellón zaragozano.