Miércoles, 06 de Julio de 2022

Ha sido detenido hasta en nueve ocasiones en apenas 8 días, pero este hombre, español de 47 años, ya había escogido su modo de vida y no quería abandonarlo. La última vez que visitó el calabozo fue el pasado miércoles 9 de marzo como presunto autor de un delito leve de estafa. A pesar de contar con numerosos antecedentes, últimamente se había aficionado a marcharse de bares y restaurantes de Zaragoza sin pagar. Y no se trataba de un menú de 12 euros precisamente lo que el detenido consumía.

Fue en torno a las 23:50 horas, cuando un hostelero de un negocio situado en la Plaza Emperador Carlos V, llamaba a la Policía Nacional diciendo a los agentes que tenía a un cliente en el interior del establecimiento y que éste se negaba a abonar la cuenta de la cena, que ascendía a casi sesenta euros.

Cuando la patrulla se personó en el restaurante, donde seguía el presunto estafador sentado en la mesa, éste, al ser preguntado por los agentes, les dijo que no llevaba dinero y no tenía intención de pagar por lo consumido. Ante esta situación, los agentes detuvieron como presunto autor de un delito leve de estafa al comensal, al no aportar un domicilio conocido ni dar la fiabilidad de presentarse ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuera requerido.

Con la detención del pasado miércoles son ya ocho, dos de ellas realizadas por Policía Local. las que acumula el mismo sujeto en los últimos días por hechos similares, sumando la treintena desde que fuera detenido por primera vez en el año 2016. Los importes estafados han ido en aumento con el pasdo de los días. Desde los trece euros, hasta los noventa y siete que se negó a pagar después de una comida a la carta con café y copa incluida. “Comía de gorra en los bares y cenaba en la cárcel”, explican fuentes policiales.

Éste ‘sinpa’ podría haber comido ‘gratis’ en más ocasiones. La Policía Nacional  ha informado que se han realizado más intervenciones con esta persona en el último mes, si bien los perjudicados no quisieron interponer denuncia y perdonaron la deuda del estafador. 

DICE QUE NO PAGA

Algún hostelero víctima de este estafador con el que ha podido hablar HOY ARAGÓN ha mostrado su impotencia ante esta situación que se repite más veces de lo que pudiéramos imaginar. “Dice que no paga y no paga. Es una sensación de impotencia total, porque no puedes más que llamar al 091 y que la policía se encargue”, explica el afectado, “Sabes que no vas a poder hacer nada y que el doinero no lo vas a recuperar”, asegura resignado.

“Entra como un cliente normal y piensas que, como todos, va a abonar lo que consuma. Va pasando el rato y cuando llega la hora de pagar…”. Reconoce que vive algo tenso desde lo ocurrido, porque considera que podría volver a pasarle en cualquier momento. “Llego incluso a entender a otros que han decidido dejarlo pasar y no denunciar. Eso si, ahora cuando ya lo ves venir simplemente no le dejas entrar”, afirma esta víctima del ‘sinpa’.

Publicidad