Domingo, 13 de Junio de 2021

Comenzamos el 2021 tal y como acabamos el 2020 en lo que a la actividad comercial se refiere. Pero voy a abordar en este espacio las previsiones que tenemos en Zaragoza Centro para este año que nos ocupa. Para el comercio en su conjunto, será un año de altibajos, provocados por los coletazos finales de esta pandemia, que se van a seguir dando hasta que, a finales, empezará a remontar.


Publicidad


¿Por qué? Pues porque todos los movimientos de la economía que tienen que ver con los clientes, con la sociedad, van a afectar de forma global al comercio. O sea, vamos a notar una congelación o una recesión en las compras que luego se convertirá en repunte de ventas conforme vaya terminando el año.

Por ese motivo, los comercios, todos, vamos a perder capacidad de contratación y de inversión y se van a producir algunos cierres, especialmente entre los comercios pequeños que no puedan soportar alquileres tan altos con la poca actividad comercial que tenemos y el margen en disminución, además de las medidas restrictivas de las administraciones. Pero que no cunda el pánico, no es algo que se vaya a extender los próximos años, para el último trimestre de este, todo irá mejorando.

Por lo que respecta al comercio de Zaragoza, podemos estar esperanzados, porque se van a dar dos circunstancias durante el año 2021 que van a ser fundamentales para fortalecer a todo el entramado comercial, pero, sobre todo, a los pequeños negocios, los tradicionales.

La primera es que por fin tendremos un Plan Local de Comercio de Zaragoza, que están terminado de pulir la Cámara de Comercio junto con el Ayuntamiento, muy interesado en aplicarlo. Han hecho una gran inversión y un gran trabajo, acometiendo un análisis profundo de las necesidades de las Galerías Urbanas Comerciales de la ciudad. Es un buen plan que deja claras cuáles son las directrices de actuación para modernización, dinamización y difusión del comercio tradicional.


Publicidad


La segunda, no menos importante, es que el gobierno de Aragón ha publicado ya lo que hace un año fue una propuesta de ley y ahora ya es un anteproyecto de ley, un texto sobre el que se pueden hacer alegaciones en los próximos días, que abre la posibilidad para que en Aragón puedan existir los BID. En Aragón se van a llamar los “APIE”, que son las Áreas de Promoción de Iniciativas Económicas, una valiosa herramienta que va a fortalecer las agrupaciones de comerciantes y de negocios en el casco urbano de la capital.

Concretamente va a ser posible que se puedan acometer iniciativas de dinamización, de proyección, de marketing city, de smart city, de movilidad… De infinidad de proyectos que, desde los agentes que movilizamos la actividad empresarial y económica, venimos pidiendo hace tiempo y, por fin, vamos a tener la posibilidad de ponerlos en marcha a través de esta ley.

Teniendo en consideración los beneficios evidentes que todo esto puede tener para los comercios, resulta sorprendente que agrupaciones que están alineadas en defensa del pequeño comercio se estén aliando con las grandes cadenas de distribución para menoscabar el interés que pueda tener esta ley.


Publicidad


Argumentan que no es el momento, cuando es todo lo contrario: este es el mejor momento, mientras estamos saliendo de una crisis sanitaria tan importante como la que estamos viviendo, podemos prepararnos para que, dentro de unos meses, cuando tengamos la ley, podamos actuar y empezar a fomentar realmente una competencia en equilibrio frente a centros comerciales y plataformas de venta on line, por ejemplo.

Nos conviene aprovechar la aprobación de esta ley, porque nos puede servir a todos como un instrumento superpoderoso, muy fuerte y muy ágil además para poner en valor a todos los pequeños negocios y comercios, a todos los ecosistemas económicos que hay dentro del casco urbano de Zaragoza. En definitiva, los pequeños negocios ganarán tamaño y podrán alcanzar una dimensión que les permita competir juntos y en equilibrio.


Publicidad


Y si lo hace la capital, desde luego también lo van a poder hacer Teruel y Huesca o cualquier población de nuestra comunidad, puesto que es una ley autonómica.

Así que dejo aquí este mensaje de esperanza: a pesar de lo mal que lo vamos a pasar, esos dos hitos que son el Plan Local de Comercio de Zaragoza y la Ley que habilita la posibilidad de generar APIEs o BIDs, son dos grandes noticias para el comercio tradicional y los pequeños comercios de Zaragoza y de Aragón.

*Alejandro Aznar es promotor Zaragoza Esencial

Publicidad