Miércoles, 06 de Julio de 2022

Pablo Casado continuará como presidente del PP hasta el XX Congreso del partido que se celebrará el 2 y 3 de abril, al que no optará a la reelección, y ha pedido al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo que se presente, aunque éste por el momento no ha confirmado su candidatura. Fuentes de la dirección nacional del PP han informado de que Casado ha pedido el paso adelante del dirigente gallego. También lo han reclamado todos los presidentes autonómicos, según han informado fuentes conocedoras del encuentro.

Ante los suyos, Feijóo no ha confirmado que vaya a dar el paso y tampoco lo ha hecho ante los medios de comunicación. “El que tiene que decidir si se presenta o no soy yo”, ha asegurado Feijóo, que ha remarcado que no adelantará su decisión hasta que ese congreso esté formalmente convocado porque, lo contrario, sería una “frivolidad”. Dirigentes territoriales consultados por Efe descartan que Feijóo dé esta vez un paso al lado y se borre de la carrera por presidir el partido como ocurrió en 2018, cuando no presentó candidatura tras la moción de censura que desbancó al Gobierno de Mariano Rajoy.

Mediante un comunicado, el PP ha anunciado decisiones aceptadas por “unanimidad” junto a los presidentes regionales del partido. Según este texto, se ha solicitado a Pablo Casado, que “continúe en su cargo hasta el Congreso extraordinario y urgente, que propondrán a la Junta Directiva Nacional celebrar los días 2 y 3 de abril”. Además, a propuesta del presidente del PP y en una decisión igualmente unánime, se nombrará coordinadora general del partido hasta la celebración del congreso a la portavoz del grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra.

El eurodiputado Esteban González Pons será el presidente del Comité Organizador del Congreso, que estará compuesto por al menos un miembro designado por cada organización territorial. Fuentes conocedoras de la reunión explican a Efe que en la práctica, esto supone que Casado no estará al frente de la gestión del partido en el día a día, que quedará en manos de Cuca Gamarra. Seguirá Casado para despedirse de los afiliados en el XX Congreso que le relevará, pero la nueva coordinación general pretende ser un punto y aparte que dé cierre a esta etapa y a la crisis sin precedentes que vive el partido desde que estalló la guerra entre Génova y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

Los que han visto esta noche al líder del PP, que no ha comparecido ante los medios y que este miércoles se ha despedido del Congreso de los Diputados le han visto bien, a la altura de las circunstancias, en una reunión difícil y dura que se ha alargado durante más de cuatro horas, hasta pasadas la 1.30 de la madrugada de este jueves. El PP da esta salida a la crisis en un encuentro en el que no ha participado la presidenta de la Comunidad de Madrid, que no estaba citada porque no preside el partido en su región, en el que está al frente Pío García Escudero.

Publicidad