Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Una de las reformas que más satisfacciones da a la hora de realizar cambios en el hogar, es renovar el suelo interior de la vivienda.
En la actualidad existe una enorme variedad de suelos de interior en el mercado para poder tomar la decisión correcta que más se adapte a la necesidades propias o de la familia; una gran variedad tanto en materiales, como en precio y calidad.

A continuación vamos a mostrarle los 10 mejores suelos de interior con todas sus ventajas e inconvenientes:

SUELOS CERÁMICOS O DE GRES

Son todo un clásico para el interior de la vivienda. Se puede encontrar baldosas cerámicas de pasta blanca o pasta roja, con diferentes calidades, acabados, formatos, etc.
Son suelos limpios y muy fáciles de mantener. Cuando la calidad no es buena pueden llegar a resulta fríos y se rayan y rompen enseguida.
Son muy útiles para la cocina y baños, y en casas a pie de calle.

SUELOS PORCELÁNICO

Son altamente resistentes y tienen una baja absorción de agua. Además son capaces de imitar otros suelos como la piedra, mármol y madera perfectamente.
Son suelos muy resistentes, y un poco más caros que el gres.
Son ideales para las reformas de baños por su baja absorción de agua y humedad, en zonas de mucho tránsito y para terraza y exteriores.

SUELOS RECTIFICADOS

Perfectos para reformas integrales, con los que conseguir un acabado espectacular en grandes superficies con aspecto de suelo continuo, ya que las juntas son prácticamente imperceptibles.
Se trata de un suelo bastante caro y exige se colocado por gente especializada.

SUELOS DE CERÁMICA SECA

Se trata de suelos desmontables, utilizados en las reformas de oficinas, y cocinas, ferias de muestras que precisan de rápida instalación.
Este tipo de suelo puede ser instalado sin obra alguna; solución ideal para cambiar los suelos en viviendas en las que solo se va a estar por un tiempo limitado.

SUELOS DE MÁRMOL

Es el suelo de piedra más común en las viviendas, con grandes cualidades estéticas, elegante e inalterables con el paso del tiempo.
Estos suelos poseen una gran belleza, resistencia. Al tratarse de una piedra natural nunca se podrá encontrar dos suelos iguales.
Son suelos fríos, precisan ser pulidos para su mantenimiento y de productos específicos para su limpieza
Por su gran absorbencia, tienden a mancharse por lo que no es idóneo colocarlo en las cocinas. Es ideal para climas calurosos puesto que siempre se mantienen fríos.

SUELOS DE MADERA

Cálidos y acogedores, sigue siendo el material elegido para cambiar el suelo en muchas reformas de casas. Ideal para dormitorios.
Estos suelos protegen del frío y del calor, son aislantes térmicos, confortables, muy higiénicos, y no acumulan polvo.
Son delicados en su limpieza por su gran absorbencia, necesitan mantenimiento periódico (acuchillado).

SUELOS LAMINADOS

Gran imitación a la madera, aunque también pueden imitar a la piedra, barro, etc. Existe una gran variedad de suelos laminados específicos para cocinas y cuartos de baños, aunque es imprescindible elegirlos de las marcas de más prestigio.
Son suelo de fácil instalación y más baratos que la madera. No necesitan ser acuchillados, no se decoloran, por lo que si se elige un suelo de calidad puede perdurar toda la vida.

SUELOS DE MICROCEMENTO

Son suelos que imitan al hormigón pulido, de fácil aplicación, aunque necesita un tiempo en el no se puede ni pisar ni transitar.
No puede limpiarse con productos abrasivos como la lejía, son delicados puesto que se rayan con facilidad por lo que es aconsejable el colocar protectores en las patas de las mesas, sillas, muebles.
No es recomendable para zonas rurales ya que pueden rayarse con facilidad; pero si para ambientes minimalistas.

SUELOS VINÍLICOS

Ideal para reformas rápidas con un toque de diseño especial, e imita muy bien a otros materiales.
Aísla de ruidos, es hipoalergénico, de fácil instalación. Se trata de un material barato aconsejable en el caso de querer renovar una habitación concreta de la vivienda.

SUELOS DE LINÓLEO

Suelos naturales, muy ecológicos hechos a base de aceite de linaza y materiales prensados como la piedra molida, harina de madera o yute. No se precisan de obras, simplemente se encolan al suelo preexistente.
A pesar de ser resistentes al desgaste, a las manchas, pueden decolorarse con el sol y no resisten bien la humedad.
Ideal para buhardillas, despachos, habitaciones de niños…

SUELOS DE RESINA EPOXI

Impermeable, antideslizante, higiénico, de fácil instalación sin necesidad de levantar el suelo anterior excepto si éste es de madera.

No todos las viviendas tienen las mismas necesidades ni son iguales, de ahí que sea aconsejable ponerse en manos de un buen profesional que le asesore en todo momento.