Martes, 28 de Enero de 2020

No solamente por cuestión estética, sino para prolongar el buen estado de la vivienda, es muy importante el mantener la fachada pintada junto con la parte exterior de un edificio.

Los exteriores de un edificio están en constante exposición al sol, al agua, al frío por lo que es preciso elegir pinturas adecuadas que prolonguen la buena apariencia de las paredes así como la belleza exterior del la vivienda.

Una fachada que durante muchos años permanezca sin un recubrimiento que lo proteja, favorecerá su deterioro, provocando un aumento de grietas, humedad y desprendimientos; por lo que un buen mantenimiento exterior del muro de la vivienda evitará en un futuro importantes trabajos y gastos en restauración.

No es aconsejable el aplicar el mismo tipo de pintura en interior que en exterior. El mercado actual brinda un amplio abanico de diferentes tipos de pinturas para uso en interior o de fachadas.
Las pinturas de aplicación en exteriores ofrecen una mayor protección y una mayor durabilidad que las de uso interno.

La amplia cantidad de productos que pueden aplicarse para conseguir un perfecto estado de la superficie es muy variada. La diversidad depende de los componentes utilizados, de la protección que uno busca y del dinero que uno está dispuesto a pagar.

El mercado actual con respecto a pinturas para exterior ofrece:

PINTURAS PLÁSTICAS Y ACRÍLICAS, RECUBRIMIENTOS ACRÍLICOS
Tanto las pinturas acrílicas como las pinturas plásticas son muy parecidas, llegándose a confundir en la mayoría de los casos una con otra.
La diferencia se encuentra la Resina, poniendo en ventaja a las Pinturas Acrílicas para superficies de exterior, aunque su precio final sea un poquito mayor, por su mayor resistencia a los cambios climatológicos.

Una opción más económica son las Pinturas Plásticas para exteriores y las llamadas Pinturas a la Cal, utilizada en aquellas paredes con poco roce y en donde los detalles pasan totalmente desapercibidos.

PINTURA ELÁSTICA
La Pintura Elástica es una de las mejores opciones a utilizar, aplicable sobre yeso hormigón, ladrillo.
Este tipo de recubrimiento cubre porosidades, fisuras de hasta 1mm, y además protege la vivienda del agua de lluvia.

PINTURA DE RESINA DE SILICONA
La principal cualidad de este tipo de pintura es formar una película micro-porosa que evita la absorción del agua de lluvia del exterior, además de eliminar la humedad provocada en el interior del muro que es eliminada en forma de vapor de agua.

La Pintura de Resina de Silicona se presenta en diversos colores, opaca o transparente. El tipo de pintura transparente es muy utilizada en la protección de muros de ladrillo cara vista, piedra y hormigón, además evita la formación de hongos y adherencia excesiva de polvo.

PINTURAS DE SILICATO
Por su gran durabilidad, resistencia a la intemperie y humedad, la Pintura de Silicato es un tipo de pintura especial para fachadas y exteriores.
Muy utilizada en fachadas de ladrillo, revoques y hormigón. Ideales para aquellas paredes que presentan gran humedad, siendo permeables al vapor de agua.

PINTURAS PLIOLITE
Están formadas por una resina especial llamada Pliolite (caucho sintético), aportando a la pintura máximas propiedades de protección. Es muy resistente al agua, al sol y a todo tipo de inclemencias meteorológicas otorgándole una gran durabilidad, aún en extremas condiciones.

El elegir el color exterior de una vivienda puede llegar a ser una decisión muy difícil de tomar. Se deberá de tener en cuenta el estilo, el entorno en el que está ubicada la vivienda y el gusto personal del propietario para poder elegir la opción adecuada.

COLORES TIERRA O NATURALES
Muy comunes en casas de estilo rústico, compaginan muy bien con la madera. El resultado es una vivienda de aspecto sobrio y elegante.
En esta gama de colores uno puede encontrar el: beige, marrón, crema, ocre.
Cuando se utilizan los colores tierra es muy habitual el utilizar dos tonalidades.

COLORES NEUTROS
Es una apuesta segura para cualquier tipo de construcción, sobre todo en estilos modernos.
En esta gama de colores neutros encontramos a los negros, blancos, tonos grises.

COLORES APAGADOS O INSATURADOS
Muy habituales en vecindarios con casas contiguas, no cansan a la vista complementándose a la perfección con los colores de alrededor.
Por lo general se trata de colores naturales o neutros.

COLORES SUAVES
Muy utilizados en casas de estilo clásico y son combinados con un tono más intenso dentro de la misma gama, negro o blanco.

COLORES VIBRANTES
Es habitual el combinar un color vibrante con uno natural o neutro, logrando resalta aquella parte en particular de la construcción.

Los colores recomendados para lugares cálidos son aquellos tonos más frescos y claros, mientras que en las zonas frías se prefieren lo tonos más cálidos

El elegir el color de la fachada depende de varios factores, por lo que es aconsejable ponerse en manos de un buen profesional que le asesore, aunque sea el gusto personal lo que prime.

Publicidad
No Hay Más Artículos