Miércoles, 15 de Julio de 2020

El paso de la borrasca Gloria ha sucumbido a la comunidad aragonesa en una situación extraordinaria por las consecuencias que viven, aún hoy, decenas de pueblos a lo largo y ancho de la comunidad aragonesa.

Uno de los momentos más críticos, que originó que el Gobierno de Aragón aumentará al nivel 2 de alerta, fue el aislamiento de hasta 70 municipios aragoneses, entre la provincia de Zaragoza y Teruel.


Publicidad


La aplicación del protocolo pertinente en situaciones así promovió que los servicios de emergencias, Guardia Civil, Protección Civil e incluso la UME intervinieron tanto de día como de noche para evacuar a los vecinos o evitar el aislamiento de los municipios.

Sin embargo, hay situaciones que parecen inverosímiles en una situación tan crítica en todos los pueblos aislados durante días sin conexiones telefónicas o electricidad.

En el caso de Valdelinares, su alcalde denunció en redes sociales cómo las quitanieves habrían limpiado el transito de la vía que facilita el acceso a la estación de esquí de Valdelinares pero no así al pueblo, donde estaban aislados decenas de vecinos.

Desde una de las páginas oficiales del municipio se dice: “El alcalde lleva tres días tirando de pala como cualquier otro vecino del pueblo, no cobra por ser alcalde como todos los alcaldes de municipios de menos de mil habitantes”.


Publicidad


“Él y su concejal han bajado toda la mañana a la zona del acceso a la estación para impedir que volviese a subir allí sin antes entrar al pueblo y por último en cuanto han abierto la carretera ya estaba allí la retroexcavadora para limpiar las partes principales del pueblo”.

Al final, a lo largo del día, la quitanieves decidió limpiar el acceso al pueblo de Valdelinares tras la exigencia del alcalde y varios vecinos del municipio.

Publicidad
No Hay Más Artículos