Viernes, 15 de Noviembre de 2019

La concentración promovida a favor de la libertad de los políticos separatistas en prisión, desde los satélites independentistas afincados en Zaragoza, entre ellos la franquicia de los CDR en Aragón, no ha conseguido el efecto que se buscaba.


Publicidad


En los últimos días, a través de las redes sociales, se convocaba otra concentración para boicotear la manifestación pro separatista. Bajo el lema de “Por la unidad de España, contra los golpistas”, más de 2.500 personas -según la Policía Nacional- se han agolpado en la Plaza de España de Zaragoza.

A las 19 horas de la tarde de hoy, viernes, los convocantes de la manifestación a favor de la “libertad de los presos políticos, cerca de 450 personas, se encontraban custodiados bajo el fuerte dispositivo de seguridad implantado por la Policía Nacional con cerca de 90 agentes.

Los manifestantes a favor de la amnistía por los políticos presos, en la concentración / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

En los pies del edificio de la Diputación Provincial de Zaragoza, los partidarios de la independencia de Cataluña, la libertad de los separatistas presos -y condenados por sedición y malversación-, y a favor de la amnistía de éstos, han permanecido durante una hora cercados mientras proferían decenas de consignas de corte independentista, comunista o anarquista, ataviados con banderas de la misma ideología.

Entre ellos, se encontraba el actual concejal de Zaragoza en Común, Alberto Cubero.

Alberto Cubero, concejal de Zaragoza en Común / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Justo en el lado opuesto, siendo las vías del tranvía el espacio preciso para separar las dos concentraciones -y las dos visiones del conflicto político en Cataluña-, se encontraban más de 2.500 personas portando banderas constitucionales, legionarias e incluso senyeras.

UNA HORA DE INSULTOS

El dispositivo aplicado por la Policía Nacional, con la supervisión de la Delegación del Gobierno -quien autorizó la concentración pro separatista-, ha logrado separar a ambos grupos para que no hubiera ningún enfrentamiento físico.

Los concentrados para boicotear la manifestación han superado las 2.000 personas / Marcos Cebrián para HOY ARAGÓN

Por lo que durante más de una hora, cerca de 80 minutos, los dos grupos concentrados se han lanzado todo tipo de insultos. Los cánticos ‘españolistas’ “CDR hijos de puta”, “no sois nada sin la Policía” o “no somos fachas, somos españoles” se han compaginado con otros gritos desde el lado pro independencia como “Zaragoza será la tumba del fascismo“, “Viva la lucha de la clase obrera” o “amnistía, libertad”.


Publicidad


En el tiempo discurrido de las dos concentraciones, se han lanzado dos piedras y dos vasos de cristal desde el lado de los convocantes al boicot de la manifestación independentista. Ninguno de los objetos lanzados ha causado daños físicos.



Contenido patrocinado

loading...
No Hay Más Artículos